Imvinet

Digital Signage

¿Cuándo es momento de ampliar tu negocio?




Durante años, tuviste un sueño. Tu visión era dejar la empresa para la que trabajaste, esa en la que te preparaste después de la universidad y comenzar tu propio negocio. En tu visión, tu negocio sería suficiente para competir con tu empleador anterior y convertirte en el dueño del mercado, el número uno en tu sector.
El año pasado, lograste la primera parte de tu sueño. Después de 20 años como empleado, te convertiste en un empresario que puso en marcha su primer negocio. Su ex-empleador, sin embargo, sigue teniendo la empresa más grande y más exitosa. Eres feliz, pero todavía sientes que tu sueño no se ha convertido en una realidad.
¿Qué tan agresivo debes ser para tratar de hacer tu sueño una realidad? ¿Cuándo es momento para ampliar el negocio? Aquí hay algunos factores a tener en cuenta a medida que tratas de tomar la decisión:

El Mercado:

Puedes tener el producto o servicio más importante en la historia de la humanidad, pero no vas a aumentar tus ventas, ingresos y beneficios a menos que aumentes tu participación en el mercado o que el mercado se amplíe a causa de la creciente demanda de los consumidores de tu producto o servicio. Echemos un vistazo a la última posibilidad primero. Debes tener algún tipo de prueba de que los consumidores quieren más de lo que está vendiendo antes de invertir dinero para ampliar el negocio. Tal vez, debes considerar la realización de un estudio de mercado que será mucho menos costoso que una expansión.

Su producto o servicio:

Si el mercado es estático, la expansión de tu negocio aún podría ser una buena idea si tu producto o servicio es mejor que lo que tus competidores están vendiendo. ¿Puedes superar a tu ex-empleador? ¿A otras empresas del sector? Tu producto o servicio debe ser distintivo. Si una empresa tiene un elemento de exclusividad, ya sea por la forma en que entrega su producto o servicio, fuentes de sus materias primas, o goza de autoridad excepcional en el mercado, la probabilidad de éxito aumenta en gran medida.

Su fuerza laboral:

Es posible que tengas un producto o servicio de calidad y un gran mercado, pero esos dos factores no te ayudarán si tu personal no es lo suficientemente bueno. Si expandes tu negocio, es probable que necesites más o mejores fabricantes, vendedores, representantes de servicio al cliente, repartidores, etc. ¿Tienes el personal para lograr esto? Tal vez, debes posponer tu expansión hasta que encuentres el personal y los contratistas que sean lo suficientemente buenos. "Una estrategia de contratación inteligente debe ser parte de tu plan de crecimiento".

Tus recursos financieros:

Tu flujo de efectivo y tu historial de crédito son a menudo esenciales para la expansión de tu negocio. Tus ventas, los beneficios y los ingresos podrían estar por las nubes pero una expansión a menudo requiere una inversión sustancial.

Es comprensible que quieras convertir tu sueño en una realidad, pero hay que ser fríamente objetivos al evaluar si eso es posible en la actualidad, en el futuro, o nada en absoluto.
Share |

No hay comentarios:

Publicar un comentario